La pestilente imprenta manual

Se ponía la tinta en dos bolas de entintar como éstas que servían para transferir la tinta a la superficie de los tipos. Había algo especialmente desagradable en las bolas de entintar porque se utilizaba orina para ablandar el cuero lo que significa que hedían. Por eso uno de los olores más característicos de estas prensas manuales era el que desprendían estas malolientes bolas de entintar.

Documental Joyas de papel – Manuscritos medievales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s