Tunicados

Los tunicados son unos animales muy peculiares. Para sobrevivir no necesitan moverse, y permanecen anclados a una roca desde la que se alimentan filtrando el agua de su entorno. Pero esto no es así siempre. Al comienzo de su vida, mientras son larvas, se sirven de un sistema nervioso y un limitado cerebro que les ayuda a mover sus músculos para nadar hasta la poltrona idónea. Y en cuanto agarran un buen sitio, se comen su propio cerebro —que no les servirá de nada el resto de su existencia— y se convierten en un animal sésil.

vía Las verdades del cerebro | Materia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s