En Rorke’s Drift

Fotografía de Kennet Suitter. Via Vintagephoto

Fotografía de Kennet Suitter. Via Vintagephoto

El capellán Smith recorría todo el perímetro con una bolsa de municiones y mientras repartía paquetes que contenían 10 cartuchos cada uno, decía:
– ¡No blasfeméis muchachos… pero apuntad bien!

Sangre de valientes (Siete combates heroicos)
Carlos Roca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s