Acotación final al “affaire” Dreyfus

En el panel superior, el anfitrión dice: «Por encima de todo, no debemos hablar del Caso Dreyfus!». El panel inferior muestra la cena en gran desorden: «Ellos han hablado de él», por el caricaturista Caran d'Ache, Le Figaro, 14 de febrero de 1898. Via Wikipedia

En el panel superior, el anfitrión dice: «Por encima de todo, no debemos hablar del Caso Dreyfus!». El panel inferior muestra la cena en gran desorden: «Ellos han hablado de él», por el caricaturista Caran d’Ache, Le Figaro, 14 de febrero de 1898. Via Wikipedia

comillasDreyfus continuó siendo el que siempre había sido: un soldado estrictamente honorable. Jamás se prestó a servir a los aventureros políticos. Después de un breve período de incorporación al ejército, renunció y pasó a la reserva. Durante la guerra 1914-18 lo llamaron de nuevo al servicio y comandó con éxito una columna de abastecimiento. Murió en 1935, cuando era un anciano tranquilo y amable. Durante los últimos años le agradaba jugar al “bridge”. Un atardecer su compañero observó que un tal X había sido arrestado por espionaje, y en seguida, comprendiendo la falta de tacto de su observación, añadió que, seguramente, la acusación era falsa. Dreyfus talló tranquilamente y comentó:
– ¡Oh, no sé! Después de todo, no hay humo sin fuego.

Guy Chapman

El libro de cabecera del espía
VVAA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s