El encuentro de Marcel Schwob con una reliquia de Buda

Messengers of god for the King of Yafin in Nigeria, Porto Novo, Benin. Via
Messengers of god for the King of Yafin in Nigeria, Porto Novo, Benin. Via

comillasTambién había un anciano de barba blanca corta, vestido con ropa blanca. Sobre una mesa me enseñó dos budas de cobre amarillo con una pequeña dagoba de cuero. Y me dice con orgullo en un inglés excelente: “Fui sacerdote católico, y ahora me he convertido al budismo”. Su suciedad era extrema y toda la parte derecha de su cara -los labios gruesos y espumeantes- estaba deformada por la lepra. Acerca de la cual, Kassim me dice: “Stand further off, master!”. Entonces este hombre me dice: “Le enseñaré una verdadera reliquia de Buda que siempre llevo conmigo y que me preserva de todos los peligros. Me la dio un viejo sacerdote de Anauradhapura”. Saca de su ropa un paquetito de ropa blanca y lo desanuda lentamente. Envoltorio tras envoltorio, tela al principio, después papel de seda amarillo. Finalmente veo en la palma de su mano un trocito ovalado de oro pulido, del tamaño de media lenteja. “Es de verdad, me dice, porque, si la arrojas en una escudilla llena de agua, cae al fondo; pero si por encima del agua se presenta una flor de Buda, la reliquia sube rectamente desde el fondo del agua para colocarse en el cáliz de la flor.”

Viaje a Samoa
Marcel Schwob

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s