Defensa

El abogado Clarence Darrow durante el juicio del crimen del siglo donde los universitarios  Richard Loeb y Nathan Leopold trataron de demostrar su superioridad intelectual cometiendo un crimen perfecto.  Via

El abogado Clarence Darrow durante el juicio del crimen del siglo donde los universitarios Richard Loeb y Nathan Leopold trataron de demostrar su superioridad intelectual cometiendo un crimen perfecto. Via

comillasSeguramente era porque en mi parlamento había citado a mi llorado colega Raymond Hubert, figura legendaria de la abogacía parisina en la época de entre guerras, que evidentemente yo no llegué a conocer. Defendiendo también él a un hombre acusado de doble parricidio, había tenido la humorada de terminar su defensa con esta frase desconcertante: “Tengan ustedes piedad de un pobre huérfano”. Era aquella época maravillosa en la que los jurados actuaban solos, por su cuenta y riesgo, sin magistrados profesionales que les “orientaran”.

El gran desliz
Guilles Perrault

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s