Un crimen imposible

Natalie Wood photographed by Ralph Crane for Life magazine, 1956. Via

Natalie Wood photographed by Ralph Crane for Life magazine, 1956. Via

No desvelaré el título del libro, es una novela policial, un whodunit, un relato construído con el propósito de descubrir quien es el culpable y cómo lo hizo. Al menos eso era lo que yo creía.
El narrador es un policía que investiga varios asesinatos relacionados incapaz de descubrir de qué manera los principales sospechosos pudieron realizarlos. A mitad del libro aparece un detective aficionado que será el que nos desvele el misterio: aunque el policía nunca nos mintió respecto a los hechos si inclinó la balanza con sus opiniones personales hacia otros personajes en un esfuerzo de exculpar a una sospechosa. Este agente no se beneficiaba del crimen sólo estaba enamorado de la asesina y aunque los hechos la señalaban, él no podía creerlo. Su persuasión era tal que al mismo tiempo que trataba de convencerse a si mismo de que ella era inocente convenció a los lectores de que estábamos ante un crimen imposible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s