De secreción y lubricación

Diego Rivera Painting the Female Figure in the mural Water, Origin of Life, 1951. Via

Diego Rivera Painting the Female Figure in the mural Water, Origin of Life, 1951. Via


comillasEn cuanto a las secreciones que aseguran la lubricación, proceden de dos fuentes. Las glándulas de Bartholin, situadas a ambos lados de la entrada de la vagina, secretan un fluido claro llamado ciprina que lubrica la vulva y la entrada de la vagina. La otra fuente de lubricación no procede de ninguna glándula, sino de las paredes vaginales mismas. La vagina está rodeada por un sistema de irrigación muy fino y denso. En el momento de la excitación sexual, esta red se congestiona y la sangre alcanza una presión importante. Entonces la parte líquida de la sangre puede atravesar la pared de los vasos y de la vagina y fluir al interior. Así toda la superficie de la vagina queda rápidamente cubierta de un suero protector. Y si la hemoglobina también pasara a través de las membranas, las mujeres llorarían sangre roja cada vez que lubricaran.

El secreto de las mujeres
Élisa Brune, Yves Ferroul

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s