Terapia Priessnitzen

comillasLas curas médicas recomendadas pueden parecer grotescas para la mentalidad moderna. El tratamiento de las desventuradas hijas de A.C. Tait -las cinco murieron de escarlatina en el deanato de Carlisie en 1856, en un período de seis semanas- consistía en frecuentes baños calientes, la cabeza rapada y pociones de champán con agua. La hija de James Martineau fue tratada por insomnio en 1848, mientras estaba en Alemania, con baños medicinales calientes, seguidos por una ducha helada de gran altura sobre la coronilla. Esto recuerda la terapia Priessnitzen que recibió Tennyson en una institución hidropática de Prestbury en 1843: una cura de dos meses para extraer tóxicos del organismo, que implicaba “no leer a la luz de las velas, no acercarse al fuego, no beber té ni café, sábanas mojadas, y baños fríos y alternancia de calor y frío”. “Tengo mucha fe en ella”, añadía Tennyson.

El mundo según los victorianos
David Newsome

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s