De los interrogatorios a espías

Sobre los enredos que el espía “Kim” Philby preparaba para su interrogador cuando sus compatriotas sospechaban de que podía tratarse de un agente soviético:

Durante las semanas siguientes, Skardon vino varias veces para seguir los interrogatorios. Se mostraba escrupulosamente cortés, sus modales rondaban casi con lo exquisito; nada podía resultar más halagador que su cálido interés por mis puntos de vista y acciones. Era mucho más peligroso que el ineficaz White o el atronador Milmo. Me ayudó a resistir sus corteses avances saber que fue Skardon quien había logrado ganarse la confianza de Fuchs con tan desastrosos resultados. Durante nuestra primera larga conversación, descubrí y evadí dos pequeñas trampas que me había preparado con habilidad y precisión. Pero apenas había yo empezado a felicitarme por mi sagacidad, cuando pensé que acaso me hubiera puesto otras que me pasaron inadvertidas.

Aun así, Skardon también cometía errores. Una de las entrevistas la inició pidiéndome autorización escrita para examinar mi cuenta bancaria. Pudo haber obtenido autorización legal para proceder, con mi aprobación o sin ella; así que no opuse objeción…, sobre todo teniendo en cuenta que no encontraría la menor huella de pagos irregulares por la sencilla razón de que jamás los hubo. Pero, con la autorización en la mano, empezó a preguntarme sobre mis finanzas, y aproveché la oportunidad para darle alguna información falsa sin trascendencia. Al hacerlo, me guiaba algo más serio. Me había sido posible inventar explicaciones plausibles para la mayor parte de los hechos singulares de mi carrera, pero no para todos. Cuando mi inventiva fallaba, sólo me quedaba el recurso de achacarlo a mi falta de memoria. La comprobación de mis finanzas me ofrecía una oportunidad de confirmar la forma errática en que trabajaba mi memoria. Si no era capaz de recordar mis transacciones financieras, no cabía esperar que recordara todos los detalles de mi vida profesional y social.

Mi guerra silenciosa
“Kim” Philby

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s