Y eso ¿a qué sabe?

¿Cómo describimos a nuestros paisanos aquellos frutos que no han probado nunca? ¿Cuál es la primera impresión de quién come por primera vez piña o plátanos? De los nuevos productos de América  ¿cuáles gustaron de principio y cuáles no? Fray Tomás de la Torre en Historia de la venida de los religiosos de la provincia de Chiapas relata su primer contacto con algunas de las frutas de la tierra americana y la consideración que éstos tenían en España:

comillas

Trajéronnos frutas de la tierra, entre las cuales la más principal es la piña y aunque todos los españoles e indios la loan y precian, nosotros no la pudimos meter en la boca porque su olor y sabor nos pareció de melones pasados de maduros y asados al sol.

Trajéronnos también plátanos, son una fruta larga, comúnmente de un palmo, algunos menores, otros mayores, son casi como la muñeca de gordos y en los extremos casi parecen morcillas atadas, y cuando están muy maduros lo parecen también así en el color como en estar algo conservados. Tienen un cuero a modo de carnero: desnúdaseles fácilmente, quedan dentro blancos que tiran a amarillos. Es una muy gentil fruta cruda y asada y en cazuela y guisada y como quiera, estos pasados son como muy gentiles higos pasados. Pero al principio éranos fruta muy asquerosa: parecían en la boca como ungüento o cosa de botica.

Trajéronnos también guayabas, son verdes que tiran a amarillas, son como duraznos, llenas dentro de granillos que se tragan sin quebrar, y aunque es buena fruta en las islas especialmente, a los que vienen de Castilla les hiede a chinches y les parece abominación comerlas. Trajeron también batatas; éstas son raíces que se crían debajo de la tierra como nabos; algunas son blancas, otras coloradas, cómense asadas y cocidas, tienen el sabor en nada diferentes a castañas asadas y cocidas. Así nos supieron bien.

La otra cara de la Conquista
Ricardo Herren

Anuncios

Muxo vs. centola

OSL_45

Stilleven met krab en oesters – Pieter Claesz (1645)

Xentes do mar
Francisco Calo