Los oficios de la imprenta

imprenta

No sabemos si el mismo Gutenberg trabajó como creador y fundidor de tipos, como componedor o incluso como impresor. Por el contrario apenas hay dudas de que Peter Schöffer fue uno de los componedores (probablemente el componedor I) de la Biblia de 42 líneas. En los primeros ensayos de impresiónes casi seguro que los componedores tuvieron que hacer también de impresores. Pero muy pronto, probablemente en la impresión de la Biblia, ambas funciones fueron desempeñadas por personas distintas. Los componedores tenían que disponer de cierto nivel de formación, mientras que en el caso de los impresores que hacían funcionar la prensa lo importante es que poseyeran unos buenos bíceps (en la xilografía componedor, batidor y librero llevan puesto un gorro, mientras que el impresor aparece con la cabeza descubierta y larga melena -con lo cual tal vez se quisiera insinuar que se trataba de un simple trabajador manual).

Manual de incunables
Ferdinand Geldner

Anuncios

Nobles tradiciones

Que los vikingos pudieran penetrar hasta un lugar tan en el interior como Dorestad es una señal de que el sistema de defensa costera de Carlomagno se había derrumbado. Las razones de ello tienen poco que ver con el aumento de la fuerza de las flotas vikingas durante este período; más bien están relacionadas con el desarrollo de la política interna en el Imperio franco. Las tradiciones francas dictaban que a la muerte del rey, su reino se debía dividir a partes iguales entre todos los hijos legítimos supervivientes. Desde su fundación por la dinastía merovingia en el siglo V, el reino franco había experimentado particiones frecuentes, pero una vigorosa tradición de asesinatos dinásticos había mantenido controlado el número de herederos potenciales y evitaba que las divisiones siguieran indefinidamente.

Los hombres del norte
John Haywood

La lección de los enemigos

tumblr_p1bp3bQgA21txdeaio1_1280

An Eritrean man after the Ethiopian bombing of the Red Sea port city of Massawa, 1990. Via Historium

[…] Tras el ataque, los daneses establecieron un campamento más seguro en la isla de Oissel, en el Sena, a unos 12 kilómetros al sur de Ruán. Allí resistieron contra el rey Carlos, que los asedió infructuosamente durante tres meses en el transcurso del verano de 858. Por entonces, los campesinos del bajo Sena ya habían tenido suficiente, tanto de los vikingos como de la incapacidad de sus gobernantes para defenderlos. Formaron bandas armadas y empezaron a combatir a los vikingos con cierto éxito. Sin embargo, para Carlos y para sus nobles, que los campesinos se tomasen la justicia por su mano era un inaceptable desafío a su autoridad. La recompensa de los campesinos por resistir a los vikingos fue que los asesinaran sus propios señores. La sensación de desesperación caló en toda la sociedad.

Los hombres del Norte
John Haywood

Montecristo

[…] Son los libros que a lo largo de la historia han tenido un gran éxito de ventas, los best sellers, los libros más vendidos, a los que podemos considerar también los más leídos, aunque para demostrarlo rigurosamente sería necesario investigar sobre el intercambio de libros, los préstamos en bibliotecas públicas, los clubs de lectores, o la lectura en voz alta -por ejemplo, la que se hacía en la fábricas de tabaco cubanas, y que dio lugar a una anécdota divertida; la marca de habanos Montecristo debe su nombre al éxito que entre los obreros tuvo la novela de Alejandro Dumas.

Código Best Seller
Sergio Vila-Sanjuán

 

El vínculo

Como los métodos para proteger a los muertos habían mejorado por el miedo de que el cuerpo de un familiar acabara en la mesa de un anatomista, los resurreccionistas Burke y Hare decidieron no complicarse la vida y cambiaron su trabajo de desenterradores a asesinos. Optaron por gente marginal, personas por las que nadie se preocuparía y que profesores y estudiantes de cirugía jamás reconocerían… pero se equivocaron.

Narrador: Pero Burke y Hare no quedarían impunes. Un ayudante de cirujano reconoció uno de los cuerpos que Burke le había traido, era el de una joven prostituta llamada Mary Patterson.

Matthew Kaufman (Univ. Edimburgo): Probablemente el ayudante, el señor Ferguson, se había acostado con ella unos días antes. varios estudiantes también lo habrían hecho en los días o semanas anteriores. La reconocieron de inmediato y preguntaron a Burke, al que le habían comprado el cuerpo: “¿cómo murió? era muy joven”. A lo que él contestó: “Estas cosas le pasan a gente que bebe mucho y obviamente ella era alcohólica”.
La investigación de la muerte de Patterson condujo a la policía hasta Hare quien prestó declaración a cambio del perdón. Burke fue juzgado y condenado por múltiples asesinatos.

Documental:
Mundos Perdidos. Dr. Jekyll y Mr. Hide.

La bandera del cuervo encantado

Según las sagas tradicionales, Sigurd [el Fuerte] combatió bajo la bandera de un cuervo mágico tejido para él por su madre, Eithne, una princesa irlandesa que tenía la reputación de ser una hechicera. La bandera traía la victoria de parte de Odín, pero también garantizaba la muerte a quien la portase. Se dice que durante la batalla, Sigurd perdió tres portaestandartes antes de conseguir la victoria. En 995, Sigurd recibió el bautismo, lo que le permitió celebrar un segundo matrimonio muy ventajoso con una hija del rey Malcolm II de Escocia, cuyo nombre no se menciona. Su hijo Thorfinn se crió como cristiano en la corte de Malcolm en Escocia. Sigurd probablemente no fue sincero en su conversión porque encontró la muerte luchando bajo la bandera del cuervo encantado en la batalla de Clontarf en 1014.

Los hombres del norte
John Haywood

San Francisco – Cnosos

Fue nombrado doctor honoris causa en letras por la Universidad de Princeton en 19508 y en 1958 fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad La Sorbona (en francés La Sorbonne) de Francia. Ese mismo año viaja en automóvil de la ciudad de México a Estados Unidos, para recibir el doctorado honoris causa de la Universidad de California en Berkeley. Las minifaldas que ve en un establecimiento de comida rápida en California le encantan: “Aquí las chicas sirven comida usando patines y con los muslos al aire, como en la Creta minoica”, escribe en su diario.

Wikipedia