Dos libros necesarios

tumblr_mnok97t2z41rrjpupo1_1280

Popular Science Monthly, 1920. Via

comillasTodo buen libro es más un punto de partida que un punto de llegada y debo decir finalmente que este libro me ha sugerido otros dos proyectos editoriales que no me resisto a guardar para mi. El primero consiste en una selección de cien diseños (hayan trascendido o no, pero aún más si en efecto han trascendido) con algún problema grave en su función, en su estética o en su ética. ¿Por qué? Por su valor pedagógico […] Se aprende mucho de lo que hay que hacer, pero también se aprende mucho de lo que no hay que hacer. ¿Cuántos errores se perpetúan sin sentido de una generación a otra?

El otro proyecto es mucho más complejo y, para hacerlo bie, se requeriría todo un equipo de biólogos, ingenieros, diseñadores, etólogos y evolucionistas. ¿Cuáles son los cien mejores diseños de la naturaleza? La célula, el huevo y la semilla, la espina dorsal, el tetrápodo, la pelvis, la pluma…

Jorge Wagensberg en el prólogo de
Hitos del diseño. 100 diseños que hicieron época.
André Ricard

Anuncios

Mascafé

comillasBueno, acerca de este Mascafé. Estamos distribuyéndolo en quince ciudades. Una reserva de Mascafé para tres meses, mil dólares en efectivo y una semana en las playas de Liguria. Pero (y esto es lo verdaderamente grandioso) cada muestra de Mascafé contiene tres miligramos de alcaloides. Algo inofensivo; pero después de diez semanas el consumidor queda atado por toda la vida. Una cura le costaría cinco mil dólares por lo menos, de modo que le resulta más fácil seguir tomando Mascafé. Tres tazas en cada comida y una jarra al lado de la cama para beber durante la noche, tal como se aconseja en la etiqueta del frasco.

Mercaderes del espacio es uno de esos libros que temo encontrar porque se que volveré a engancharme.

El Polvo Coza

Publicidad del polvo Coza en la revista “Vida Gallega” (Marzo, 1909)

En una búsqueda rápida se aprecian dos tipos de anuncios del Polvo Coza: el de la botella estrangulada (La borrachera no existe más) y el de la mujer suplicante (No bebas más). En ambas insisten en que el alcohólico no notará el sabor del remedio si se le suministra subrepticiamente. Ni idea de como funcionaba el remedio ¿una vez ingerido le daba un sabor repulsivo al alcohol? ¿al beber alcohol se sufrían arcadas?…