Nobles tradiciones

Que los vikingos pudieran penetrar hasta un lugar tan en el interior como Dorestad es una señal de que el sistema de defensa costera de Carlomagno se había derrumbado. Las razones de ello tienen poco que ver con el aumento de la fuerza de las flotas vikingas durante este período; más bien están relacionadas con el desarrollo de la política interna en el Imperio franco. Las tradiciones francas dictaban que a la muerte del rey, su reino se debía dividir a partes iguales entre todos los hijos legítimos supervivientes. Desde su fundación por la dinastía merovingia en el siglo V, el reino franco había experimentado particiones frecuentes, pero una vigorosa tradición de asesinatos dinásticos había mantenido controlado el número de herederos potenciales y evitaba que las divisiones siguieran indefinidamente.

Los hombres del norte
John Haywood

Anuncios

Paisalquenuncallegas

tumblr_p70n8vmFP91qz6f9yo2_1280 (1)

Sammy Slabbinck
Collage artist & re-animator Belgium

Paisalquenuncallegas. Pequeño país de localización desconocida y rodeado de un bosque inmenso. Una extraña pradera conduce a un claro donde hay algunos robles, castaños y palmeras. A lo lejos se distinguen el mar azul y un huerto de manzanos que crece en una franja de tierra negra. Un arroyuelo atraviesa el país y desemboca en el mar. Al norte, en una pequeña bahía colmada de nenúfares y lotos, rodeado de cocoteros y naranjos, se yergue un castillo enorme. Al otro lado hay una aldea, desde donde se puede ver en toda su extensión el Paisalquenuncallegas. Es cierto que es imposible visitarlo, pero a veces uno puede contemplarlo a través del recuerdo de algún objeto querido: un libro de la infancia, unas flores secas dentro de un diario íntimo o una rama de manzano entrevista tras las cortinas del dormitorio de otra persona.

(André Dhôtel, Les Pays où l’on n’arrive jamais, Paris, 1955)

Guía de lugares imaginarios
Alberto Manguel / Gianni Guadalupi

 

De cuando Umberto Eco abandonó la fotografía de viajes.

He contado en varias ocasiones cómo dejé de hacer fotografías en 1960, tras una visita a distintas catedrales francesas que fotografiaba enloquecido. De regreso, me encontré con que tenía una serie de fotografías mediocres y no recordaba nada de lo que había visto. Tiré la cámara fotográfica y en los sucesivos viajes me limité a registrar mentalmente lo que veía. Como recuerdo, más para los demás que para mí, compraba excelentes postales (Una tarta de fresas y nata)

De la estupidez a la locura
Umberto Eco

Mati ke

El mati ke [lengua aborigen australiana del área de Wadeye en serio peligro de desaparición], por ejemplo, abarca todos los objetos y seres del mundo mediante un sistema de clases nominales. No se puede hablar de un objeto sin clasificarlo al mismo tiempo. Hay diez de estas clases, que revelan muchísimo acerca de la forma en que Patrick Nudjulu entiende su experiencia diaria. Una clase de árbol de flor roja, por ejemplo, es thawurr babarlthang, siendo thawurr la clase nominal para árboles, objetos de madera y objetos largos y rígidos. Una cuerda hecha con la médula de ese árbol es nhanjdji  babarlthang. Nhanjdji se usa antecediendo a una amplia gama de sustancias tanto manufacturadas, como dicha cuerda, como naturales: el viento, la arena, el Sol… Las semillas comestibles de los árboles son mi babarlthang; todas las comidas de origen vegetal van precedidas de mi. Y así sucesivamente. Las armas están incluidas en la misma clase que los rayos. El espacio en la misma clase que el tiempo -se podría decir que el mati ke se anticipó a Einstein en varios miles de años-. Discurso y lengua merecen una clase separada para cada uno. Así es como el mati ke interpreta el mundo.

A principios de 2000 quedaban tres hablantes competentes de mati ke, dos de ellos eran los hermanos Patrick y Agatha que no podían comunicarse entre si:

La cultura en la que viven prohíbe a un hermano y a una hermana hablar después de la pubertad. Ellos nunca indagarán buscando las palabras perdidas, nunca compartirán los recuerdos de la infancia; incluso esa conversación sería tabú. Ni tan siquiera pueden pronunciar el nombre del otro. Cuando mueran el alma de una lengua morirá con ellos.

Aquí se habla
Un recorrido por las lenguas amenazadas.
Mark Abley

 

Clases de ruso

Yo había aprendido ruso en Barcelona cuando tenía diecisiete años. Tenía como profesor a un refugiado que había sido hasta la Revolución de 1917 oficial de la Guardia Imperial. Se llamaba Illia (o Elías) de Osten Drissen y aseguraba que llevaba el título de barón. Yo le llamaba así, barón de Osten Drissen, y él parecía muy contento con su nombre. En la época en que le traté, el barón era muy pobre; vivía de dar algunas, muy pocas, clases particulares de ruso, que entonces no era en España un idioma popular, precisamente; pero Osten Drissen tenía todo el porte de un aristócrata, un aire arrogante y ademanes caballerescos.

Me contaba que los oficiales de la guardia del zar se batían a menudo en duelo. Nunca decía que él lo hubiera hecho, pero lo insinuaba. Un día me dijo, poniéndose en pie e imitando los gestos del duelo: “El acero se hunde en el cuerpo del contrario como en la mantequilla”. Otro día me hizo ver cómo cubrirse  en un duelo a pistola cuando le tocaba disparar al adversario. Había que ponerse de perfil, proteger el corazón con el brazo flexionado y colocar la pistola sobre el lado expuesto de la cara, cubriendo la sien.

Mis picas en Flandes (Memorias)
Luís Carandell

Diez

  1. La historia de la misteriosa esfera Betz. [inglés]
  2. El BV 40 un planeador caza barato fabricado por Alemania en 1944. [inglés]
  3. Entre 1982-85 se produjo en Bélgica una ola de crímenes de las que se cree responsable a una banda de tres individuos  cuya identidad, a día de hoy, se desconoce.
  4. A mediados del s. XIX se disparó la moda de la microfotografía. Empezó como imágenes que se veían en un telescopio pero pronto unas lentes permitieron aumentar la foto y verla a ojo desnudo. Estas microfotografías de temas variados (religiosos, eróticos, etc.) se escondieron en objetos cotidianos (cuchillos, dedales, etc.) para solaz del propietario y sorpresa del coleccionista actual. [Inglés]
  5. La ataxia SCA36 es una enfermedad genética neurodegenerativa que se da en la Costa da Morte. Para entender esta enfermedad resultó vital conocer el árbol genealógico de los afectados trabajo que realizó un paciente que por este esfuerzo aparece entre los firmantes del artículo que describe esta mutación. [Galego]
  6. Meryl Dunsmore recibió de un admirador secreto tarjetas de San Valentín desde los 16 hasta su fallecimiento a los 78 años, nunca conoció su identidad. [Inglés]
  7. A diferencia de la ficción cinematográfica los propios forenses creen que existen técnicas muy extendidas pero no tan exactas como deberían: la distancia de los disparos, la evolución de los hematomas o el tiempo que un cuerpo ha permanecido en el agua.
  8. ¿Tenemos la plantilla del terror a un gran felino en la cabeza? ¿Un depredador de nuestros antepasados del que nos prevenimos y del que preferimos muchos falsos positivos antes que no captarlo con la suficiente antelación? ¿Es responsable este mecanismo de alerta de todos los grandes felinos que nunca aparecen en las batidas (la bestia de Exmoor, la pantera de Pembrokeshire, el puma de Crystal Palace…)?
  9. A finales de los años setenta, Pagot quiso exportar Calimero a los Estados Unidos, pero no fue posible ya que un personaje que es rechazado por ser negro era políticamente incorrecto para la cultura americana de la época y hubiese creado indignación.
  10. Durante la gran caza de brujas en Escocia de 1597 se acusó a Margaret Aitken. Para salvarse Aitken informó que era capaz de detectar a otras brujas por una señal en sus ojos lo que le valió el perdón y provocó la condena de muchas mujeres por su testimonio. Un fiscal escéptico destruyó la credibilidad de Aitken cuando presentó con ropa nueva a mujeres que habían sido señaladas como culpables y esta vez la mujer no vio en ellas ninguna marca delatora [inglés].

Cinco notas: Supersticiones de Galicia

[Los celtas] Servíanse de las entrañas de los cautivos para sus adivinaciones, y desde el momento en que la víctima recibía el golpe fatal, sacaban los primeros augurios deducidos del modo o forma en que caía.

Para los fenicios eran los tres grandes principios de las cosas el tiempo, el deseo y la sombra, originarios de todo lo existente en el universo.

Se daba culto a Adonis y a Príapo, y la diosa Laverna era patrona de la hipocresía.

Dice el P. Sarmiento que a mediados del siglo pasado bañaban a los niños enfermos en el río de San Lufo, sumergiéndoles tres veces con la camisa, la cual dejaban después marchar por el río. Si flotaba era señal que viviría el niño; pero si se sumergía significaba mal resultado. De modo que dependía de que al echarla cogiese aire o no entre sus pliegues.

El 1616, el Parlamento de Burdeos condenó a la hoguera a gran número de mujeres, porque decía que era cosa monstruosa ver en la Iglesia más de cuarenta mujeres, que todas a una ladraban como perros y no dejaban rezar con tanto ruído.
En 1610, el duque de Wuremberg ordenó a los magistrados que preparasen una hoguera el martes de cada semana, y se quemasen en ella de veinte a veinticinco hechiceras, pero jamás menos de quince.

Supersticiones de Galicia y preocupaciones vulgares
Jesús Rodríguez López